prejuicio

Darse cuenta, como señala en esta frase ilustración Pablo Andrés Médici – Brocha- , que los prejuicios que se instalan como creencias operan sobre la mirada y  el accionar, es reconocer que se está pintando la realidad con colores inadecuados.

Un prejuicio (del lat. praeiudicium, ‘juzgado de antemano’)no es mas que un concepto o juicio sobre alguna cosa que se construye de  forma anticipada. Deviene de la capacidad que se tiene de prever y  generalizar , y ahorra tiempo en la toma de decisiones. 

También puede transformarse en un distorsionador de la percepción.

Cuando no se lo analiza y se lo usa  para discriminar, descartar o dominar o tener en preferencia a personas , sin reflexionar si eso es positivo o negativo,  si es una opinión objetiva o subjetiva o si ese juicio anticipado está basado en hechos.

Si hace reaccionar , actuar sin reflexionar, decidir sin pensar, también dejará al prejuicioso fuera de oportunidades, hará que se destaque como reactivo, y le deparará consecuencias no buscadas.

Trabajar para identificar y modificar esa suerte de lentes distorsionadores, operar desde la responsabilidad y la autoobservación y preguntar antes que suponer o definir previamente , será poder ir destornillando esas ideas preconcebidas.

Reconocer los propios sesgos, habilitar el hacer libre y construir el pensamiento desde la apertura y el análisis crítico, ayudará a limpiar la mirada.

Para dejar que los demás aparezcan como están siendo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios