sinrastrodenosotros

Con su magia habitual, Joaquin Sabina condensa en esta frase un proceso de alejamiento.

En la medida que se pierde la posibilidad de reconocerse en el camino del medio, que se radicalizan las posturas personales y se desteje la urdimbre construida desde el compartir, pareciera que los caminos ya no confluyen y no hay posibilidades de encuentro.

Sin importar el tipo de relación establecida, ya sea personal, amorosa, laboral, de socios, grupal…centrarse en lo propio y abandonar lo compartido es equivocar la forma de actuar.

Se necesita mantener presente lo personal desde la validación y el reconocimiento , para dar base a la construcción del nosotros, gestionar la colaboración, crear con otros y disfrutar encuentros genuinos.

En un equilibrio inclusivo, se trata de que el tu y el yo aparezcan en su justa medida, para dar brillo, vuelo y evolución al nosotros.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios