palabras.jpg

El lenguaje es generativo. Crea realidades.

Y poder utilizar las palabras para cambiar  situaciones como propone Joel Osteen, es una oportunidad ineludible para todos.

Se suele describir lo que pasa. Y al detallar simpre es más adecuado incorporar datos ciertos  que sólo volcar  interpretaciones, juicios, opiniones.

Sin embargo, las reseñas muestran una foto, un momento . Y quedarse allí implica seguir observando.

Usar las palabras para abrir  posibilidades, generar encuentros, comprometer acciones, crear acuerdos, es vivir desde el protagonismo.

Implica involucrarse en el cambio que se busca. Salir del mirar para incorporarse al hacer.

Si vamos a hablar, que sea para construir algo diferente, evolucionar conjuntamente, promover el crecimiento.

Demos a las palabras todo su poder.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios