tesoros

Joseph Campbell invita, con esta frase compartida por Theo Henneman en su blog , a arriesgarse a  fallar o fracasar como modo de encontrar tesoros valiosos en la vida.

Cuando se teme equivocarse no se hace, y al no hacer no se aprende, ni se cambia.

Lanzarse hacia el abismo no implica no ver hacia donde se va , ni abandonar la planificación , el diseño del viaje , la prevención de problemas y la provisión de recursos necesarios.

Es ir más allá de los prejuicios propios y los comentarios agoreros de los demás, estirar la zona de comodidad hasta que incluya lo que parecía desconocido, y caminar por donde otros no han dejado huella.

Y, fundamentalmente, considerar que se puede errar, que el tropezar señalará aspectos a corregir e incorporar la posibilidad de falla en el proyecto a desarrollar.

Esto habilitará el aprendizaje y la evolución, facilitará la evaluación continua y la mirada contenedora y compasiva sobre lo que no funciona como debería y dará alas al disfrute.

Siempre es bueno mirar atentamente a lo que nos hace tropezar, porque puede ser una pepita de oro.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios