viveenlasposibilidades.jpg

Vivir en las posibilidades como propone Emily Dickinson en esta frase, es pensar que se puede, decidir hacer y mantener siempre la intencionalidad de cambio y crecimiento.

Y aunque pueda parecer obvio, no siempre estamos dispuestos a pensar opciones,  a abrir otras puertas, a generar otras situaciones.

Desde la comodidad de lo que ya está,  la incomodidad de las tolerancias eternas, el temor a tomar riesgos, la inseguridad de no estar preparado, se desechan posibilidades que están ahí , al alcance de la mano.

Instalarse en ellas como modo de estar siendo implica dejar las excusas de lado, considerarse suficiente, incorporar el “Y si” en su dimensión posibilitante y aprender a pedir ayuda.

Considerarse un trabajo en proceso permanente, buscar salidas en lugar de sólo soluciones, reconocer y validar los recursos, hacer con compromiso y convencimiento.

Hacer posible lo que antes parecía que no podía ser, construir desde lo que se tiene, avanzar aunque no se tenga todo claro.

Y disfrutar la dimensión enriquecedora de lo posible.

¡Hasta la próxima!

Andrea

La imagen pertenece al blog apanymantel.

Anuncios