talentoytrabajoduro.jpg

Esta frase atribuída a Tim Notke, que parece un juego de palabras, describe la articulación entre capacidad , habilidades , dones  y laboriosidad, constancia y esfuerzo.

Mágica mezcla que da seguridad de logros, cumplimiento de objetivos, crecimiento y desarrollo.

Cuando se prioriza el genio y se olvida construir el buen hacer, se cree  que los recursos personales alcanzarán aun con tiempo escaso y se evita instalar las prácticas adecuadas, el talento se opaca, se frustra.

También cuando se lo desvaloriza porque “sale fácil” y no se lo hace efectivo haciendo, si se lo atribuye a la suerte y no se lo relaciona directamente con el accionar , se obtura la posibilidad de volverlo herramienta.

Todo talento requiere honrarse con el trabajo.

Validarse desde la búsqueda de una realización práctica.

Disfrutarse haciendo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios