paraquesirve

Muchos de los procesos emocionales conllevan pensamientos y comentarios acerca de lo que fue, de lo que se era, de la historia y de las situaciones pasadas.

Y aunque esto sea operativo  y útil para seguir algunos caminos de búsqueda, si se instala como modo de relación con el mundo, puede llevar a empantanamientos, dado que como dice  Mario Benedetti en esta frase compartida en Twitter por @elementospe, ya no somos los que fuimos.

Si no se reconoce que se cambió, que se vive de otra forma, que se eligen otras cosas, y no se valida este nuevo estar siendo, puede caerse en no hacer lo que se quiere, en repetir viejos errores, en forzar procesos que sería más sano cortar o soltar.

Así se piensa que “acá siempre se hizo todo así”, se reclama “ya no sos el de antes”, se declara “soy así y no cambio” , en círculos que inhiben el avance.

Ya no somos lo que éramos, porque crecimos, aprendimos y vivimos.

Disfrutar el propio estar siendo, reconocer el cambio en otros y trabajar para la construcción de nuevas posibilidades, es honrar la vida desde su maravillosa actualidad.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios