frase-valor-es-lo-que-se-necesita-para-levantarse-y-hablar-pero-tambien-es-lo-que-se-requiere-para-winston-churchill-136082

Este valor que señala Winston Churchill, para ponerse de pie y hablar, así como para sentarse y escuchar, se nutre de la confianza en uno mismo, del reconocimiento y aceptación del papel que se quiere jugar y de la consideración del otro como interlocutor válido.

Aunque parezca que es la extroversión la que asegura la posibilidad de hablar en público, son muchos los oradores que han desarrollado la capacidad desde la timidez, la urgencia o la ineludibilidad de ser los únicos disponibles.

Construir y dar importancia al mensaje a comunicar, validar lo que si se puede hacer y sobreponerse a lo que falta, y otorgarse tiempo para ir instalando el modo propio, son claves de ese desarrollo.

La escucha comprometida también requiere el valor de dejar de lado las propias certezas, de abrirse desde la disponibilidad al otro, y de hacerse cargo de lo que presenta.

Alternar el hablar y el escuchar asegura una conversación respetuosa, validante y nutricia. Es el camino para construir relaciones, transitar el camino del medio y afianzar el logro de resultados compartidos.

Trabajo de valientes para todos, esto de hablar y escuchar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios