loshechosprimero

Buscar, reconocer y  enfocarse en los hechos primero, como dice Mark Twain según esta frase que se le atribuye y que compartiera Silo Creativo,  da claridad, precisión y propone a los demás trabajar sobre el camino del medio.

Los hechos,   como las acciones ocurridas, lo que está dado así, son demostrables y proveen datos ciertos a la percepción.

Dan la posibilidad de que se vea lo mismo. Y proveen un contexto firme desde el que entablar una conversación, hacer una propuesta, y evaluar.

Luego llegarán las opiniones, los juicios, que aun cuando no lleguen a distorsionar, colorearán, darán prioridad, dejarán de lado y optarán por miradas.

Así, decirle a alguien “llegaste 10 minutos tarde cada uno de los 5 días laborables de esta semana” es brindarle información comprobable, segura, visible.

Decirle “no estás comprometido”, es volcar una opinión, con la que el otro puede o no estar de acuerdo.

Si considera que la puntualidad no entra en el compromiso, que su forma de estar comprometido no lo obliga a llegar a horario, que una cosa no quita la otra o cualquier otro pensamiento que pueda tener, se sentirá resentido, mal tratado, injustamente evaluado.

A partir de los hechos es más fácil empezar a construir significados compartidos, sostener la coherencia y la equidad y validar lo que el interlocutor hace, siente y piensa.

También a la hora de accionar solo, pararse primero en los hechos (cuánto cuesta, qué tiempo me ocuparía,  qué tareas deberé realizar) antes que en los juicios (es un desafío enorme, me da miedo, ¿me estarán diciendo la verdad?) es poner las cartas sobre la mesa, marcar el mapa, crear seguridades.

Diferenciar juicios de hechos, darles a cada uno su importancia y poder y utilizarlos para gestionar las propias elecciones, facilitar las relaciones y asegurar los logros tiene que ver con el bienestar, la salud y el crecimiento.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios