silencioyvoz

Este bellísimo haiku de Maria Rosa Serdio González habla de la campana y nos convoca a todos a resonar con la dificultad de alternar silencio y palabras de forma armónica, congruente y respetuosa.

Saber no sólo cuándo decir y cuándo callar sino también qué expresar y qué silenciar son habilidades comunicacionales que se nutren del conocimiento, las actitudes y la capacidad de ubicarse en contextos y situaciones.

Poder compartir conversaciones alternando adecuadamente el decir y el callar asegura una buena escucha, el respeto por lo que el otro expresa, dar tiempos a la comprensión y facilitar encuentros genuinos y enriquecedores.

Claro que la campana requiere a alguien o un mecanismo que la invite a sonar y a callar, y el propio balance entre lo que  se manifiesta y lo que se reserva tiene que ser una elección consciente, abierta y posibilitante.

¡Que el sonar de la propia campana ayude a una comunicación nutricia, validante y disfrutable!

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios