eresloquehaces

Obvia aunque no siempre reconocida esta relación, que señala la frase compartida en Pinterest por thebestyoucan.com, entre el ser, el decir y el hacer.

Y es cierto que estamos siendo a partir de lo que hacemos y no de lo que declaramos que vamos a hacer.

Intentar, asegurar, repetir que se va a hacer algo y no realizarlo no solamente no alcanza sino que muestra que se habla sin fundamento, que se promete y no se cumple, que no se es auténtico.

Cada acción concreta da forma al propio estar siendo, señala con claridad habilidades, valores y modos, favorece la percepción adecuada y deja claro el desempeño.

Lo que se hace se capitaliza en logros, se puede mostrar y medir, deja huellas.

Lo que se dice impacta, seduce, crea expectativas. Pero si no va acompañado del hacer se cae, se pierde, se vuelve en contra.

Comunicarse congruentemente implica mandar todos los mensajes en la misma dirección.

Cuando se hace distinto a lo que se dice, o se pone en palabras algo diferente a lo que se  va a hacer se crea desconfianza, se obliga a los otros a traducir, se inhibe la comprensión clara.

También se instalan como círculos viciosos la postergación,  la falsedad, la mentira y se lastiman las relaciones asi como la propia autoestima.

Hacer para ser y decir lo que se hace requiere autoconocimiento, seguridad, honestidad y perseverancia.

Y asegura confianza, aparición de los otros y encuentros genuinos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios