tesonriejpg

Mahatma Ghandi       habla en esta frase de lo que ahora suele llamarse Ley de la Atracción, y también de aquello de que la actitud condiciona la percepción.

Si se miran con optimismo, es decir con confianza, motivación y alegría las situaciones probablemente no cambien, aunque seguramente se las verá distintas.

Aparecerán manijitas para hacerse cargo, puertas para acceder a los nudos, ayudas que antes no aparecían claras, y sobre todo, posibilidades ciertas de trabajar desde el protagonismo.

No sólo se simplificarán los abordajes sino que se disfrutará más el hacer.

No es magia, es actitud. Y hace la diferencia.

¡Hasta la Próxima!

Andrea

Anuncios