reflejo

Goethe señala, con esta frase, la ineludible conexión entre hacer y parecer.

Es el comportamiento el que muestra a las personas y habilita no sólo su aparecer  sino el percibir de los demás.

Haciendo no solamente se muestra, también se logra, se expresa la forma de estar siendo, lo que se elige y prioriza, y se da base a construcciones conjuntas.

Al hacer se evita postergar,  se hace posible evaluar, y se instala un círculo virtuoso y el modo en que se hace también muestra.

Elegir entonces cómo hacer es también trabajar desde el protagonismo y la autoconfianza.

Mantener limpio y brillante el espejo del comportamiento  convocará miradas y asegurará contactos.

Hacer facilitará el crecimiento y dará aire a los sueños.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios