quientienemagia

Así que el secreto es descubrir la propia magia, la de la fidelidad a uno mismo, el modo genuino de estar siendo, la forma personal de pensar, elegir, decidir y hacer.

En ese mostrarse sin artilugios, con lo que se tiene, con lo que se necesita y quiere, radica la posibilidad de que los demás reconozcan y validen la verdadera expresión del propio estar siendo.

Cuando más cerca a uno mismo se halle el personaje que se expone, será menos el esfuerzo, más fácil el aparecer y más distendido el hacer.

Y es desde la honestidad que los encuentros se vuelven más ricos, menos conflictivos y crecen en posibilidades.

Dejar los trucos para creer en la propia magia, no implica vivir de ilusiones sino caminar en firme, atraer sin metamorfosearse y construir a partir de la congruencia.

Los resultados, serán mágicos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios