enmilpedazos

Este diálogo anónimo compartido en Facebook enlaza la tristeza , la angustia , la incertidumbre, la soledad, con la solidaridad.

Es que propone que si se tiene el corazón partido se lo reparta.

Y esto no sólo tiene que ver con la empatía, la capacidad de dar, la apertura a considerar al otro.

Es clave a la hora de desarrollar resiliencia, encontrar objetivos cuando no se los ve, comenzar a transitar adecuadamente las etapas del duelo.

Dar como forma de superar lo que se perdió, lo que no se tiene, aquello que causa dolor, lo que ya no se puede cambiar.

Conectarse con la necesidad, el malestar, el no poder de los demás como forma de ayudar al proceso de recuperación personal.

Tratar de zurcir agujeros ajenos para validar, aceptar y trabajar en la solución de los propios vacíos.

Y repartir asi el corazón, es darle el espacio y el tiempo de volver a armarse.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

 

Anuncios