lacuraparaeldolor

Esta frase de Rumi,  es una invitación a pensar al dolor como fuente de información.

Es decir, indagar en el dolor para descubrir que juicios o hechos lo promueven, que situaciones lo sostienen, qué personas lo causan y pararse en el protagonismo de solucionar lo solucionable, resignificar lo inmodificable y soltar lo que hace daño.

No dejar que cause aflicción y resentimiento sino abrirlo en un prisma de posibles acciones para darle razón de estar como maestro del cambio personal.

Descubrir qué decires lo mantienen latente, cuáles son las actitudes que le dan permanencia e invitarlo a que cuente qué aspectos a resolver trae consigo.

Y no resultará menos doloroso, sin embargo su utilidad lo hará más breve.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios