razonesparaserquerido

Sabia esta frase que se atribuye a William Shakespeare , que ilustra la imagen de Fricciones, Encuentro de Prácticas Sonoras y llama a reconocer la imposibilidad de imponer los sentimientos, los haceres, las disposiciones.

Cuando se considera posible hacer que los demás nos amen, quieran, elijan, decidan hacer con, se corre el peligro de buscar transformarse en lo que se supone que quieren los otros, vivir pendiente de los juicios ajenos y perder la fidelidad a uno mismo.

Cada quien siente , piensa , experimenta y hace lo que siente, piensa, experimenta y hace. No se puede cambiar a los demás. Cada uno cambia a través de procesos propios.

Involucrarse en manipulaciones, dependencias, subordinaciones y metamorfosis en el intento inútil de motivar el sentir de otros, es enfocar equivocadamente energía, pensamientos y acciones y sacrificar la paz y la tranquilidad.

Aceptarse, validarse y trabajar concientemente en crecer y volverse atractivo desde el bienestar, la autoconfianza y el disfrute será la manera de vivir bien y generar “razones para ser querido”.

Y ayudará a ser fiel a uno mismo y gozar el estar siendo,  en tanto la Vida hace el resto.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios