barrerlospensamientosqueestorban

Gráfica y clara esta propuesta que, sobre una imagen de Ching Yang Tung, delineó y compartió en Facebook Alicia Diez de Librería Casa García.

Barrer, dejar que fluyan, sacarse de encima los pensamientos, los juicios, las opiniones que limitan, estorban, complican, hacen resentir, es una práctica saludable a instalar.

Implica decidir qué se piensa, qué espacio se da a ideas sobre lo que ya no se puede cambiar,  cómo se interpretan las preocupaciones  y en qué se va a enfocar la capacidad de discernimiento.

También hacer en lugar de pensar. Cerrar o resignificar los aspectos del pasado que ya no son accesibles sino con el pensamiento. Bajar a papel acciones claras para empezar ya a solucionar lo que insatisface. Enfocarse en lo que gusta, interesa, se disfruta, hace crecer.

No se pueden cambiar los hechos. Si se pueden cambiar las interpretaciones, los juicios, los pensamientos.

Y así como se limpia una casa, se ordena un escritorio, trabajar para mantener  en orden, claros y favorecedores los pensamientos, es hacerse cargo de vivir mejor.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios