todaflecha

Esta frase de la sabiduría popular comenta un proceso que , cuando se reconoce, hace más fáciles los comienzos,  las transiciones, y los tropiezos durante el desarrollo.

Así como la flecha necesariamente debe ser llevada hacia atrás para lanzarla, muchas veces se retrocede antes de lograr avanzar, los obstáculos parecen amontonarse al iniciar algo nuevo, cuesta un tiempo de errores el aprender una tarea.

Comprender que esta suerte de “jaladas hacia atrás” que se dan al involucrarse en relaciones, trabajos, proyectos, son pasajeras , sirven para reenfocarse, descubrir motivaciones y alentar aprendizajes, no sólo hará que se vivan mejor y con menos estrés sino que se las capitalice como parte del proceso.

Sostener la intención, trabajar para entender la dinámica involucrada, comunicar congruentemente lo que se siente, piensa, decide y hacer en consecuencia , darse y dar tiempo, motivará que los movimientos sean fluidos, menos costosos y de medida justa.

Y los vuelos más largos, intensos y felices.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios