todamascaratiene

Muchos de nosotros usamos  máscaras o al menos caemos en la tentación de hacerlo para mostrar lo que creemos que otros quieren ver, pertenecer a determinados grupos, ubicarnos en entornos que consideramos favorecedores, ser aceptados.

Cuanto más parecida sea la máscara al propio ser, mas sutil  y cómoda será. En cuanto intente reemplazar  a la verdad, se hará más pesada, incómoda y se requerirá mucha energía para sostenerla.

Como dice esta frase compartida por Velos de Faltas- Despertares en Facebook, las máscaras tienen agujeros.

Cuesta en exceso sostener un disfraz tan eficazmente que no aparezca una hilacha y al hacerlo se suele perder la tranquilidad, la paz , el disfrute.

Trabajar para  ser aceptado, pertenecer, relacionarse, crecer, desde la fidelidad a uno mismo, respetando lo que se está siendo, validando lo que se decide, también requiere esfuerzo, y las recompensas son mayores y reales.

Ahondar en el autoconocimiento , fortalecer la confianza personal, trabajar la coherencia emocional, conectarse con el aprendizaje, son caminos que llevan a reconocerse y validarse.

Y a dejar caer las máscaras.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios