estarenedad

Práctica esta propuesta de Isabel Allende, de soltar, ya no guardar, deshacerse de sentimientos que no ayudan ni son útiles y conservar los que facilitan y optimizan el vivir.

Aunque parezca tarea dificultosa, porque se cree que los sentimientos se sienten y no son manejables, hay maneras de trabajar ese soltarlos.

Cuando se descubre  que se anclan los sentires  a palabras que los expresan , a situaciones que los hacen resentir, a personas que nos los convocan, se pueden generar nuevas conversaciones, cambiar de acciones , lograr acuerdos liberadores.

Si se elige desde la actualidad del propio estar siendo, se valida el sentimiento que aparece en cada situación, se dejarán de lado aquellos estados emocionales que sólo aparecen como sustitutos de lo que ya no se puede cambiar, para abrazar lo que está siendo, disfrutar el ser emocional que se es y vivir en libertad.

Evitar resentir para ser conscientes del propio sentir.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios