apurbrocha

Brocha devela, en esta original frase/ilustración, el secreto de vivir apurados.

No es que uno se apura porque no tiene tiempo, sino que no gestionar adecuadamente lo que se tiene que hacer, en el tiempo que se dispone, ocasiona los apuros.

Y causa estrés, dificulta las relaciones, posterga los logros y causa estragos en el profesionalismo.

Uno se apura cuando no planifica, ni establece fechas, ni acuerda entregas. También cuando deja para después, no organiza  sus tareas o se compromete con demasiados haceres.

Y al no saber decir que no, al comunicarse incongruentemente, al esperar para último momento y al no pedir ayuda, anotar lo que hay que hacer o ponerse una alarma.

Se vive apurado cuando no se elige y se hace por vivir de otra forma.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios