dosvidasConfucio se refiere con esta frase a esos momentos de lucidez en que se aborda la propia vida desde el protagonismo y la fidelidad a uno mismo.

Se elige, decide y actúa desde los valores y principios personales, se suelta la creencia de que los demás “hacen que me pasen o se hagan las cosas” , y se toman las riendas de la propia vida.

Y desde el reconocimiento de que el estar siendo elegido y desarrollado va a determinar la vida que se lleve, se construye un vivir diseñado por uno mismo.

Para hacerse cargo de esta enorme posibilidad, es necesario clarificar que es lo que se quiere y necesita, planificar objetivos propios y desarrollar las acciones requeridas para lograr lo que se busca.

También acordar con los demás, crear con ellos encuentros genuinos, y construir caminos del medio en los que caminar juntos.

Y disfrutar la vida que se tiene, porque se elige y se hace.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios