regalalasideas

Regalar las ideas, como propone Sir Ken Robinson , no sólo es evitar que las roben, sino y fundamentalmente, aportar a la usina de la creatividad, la innovación y los cambios.

No quiere decir , aunque a algunos pueda parecerles, trabajar gratis, dejar que a uno lo plagien, obsequiar el propio esfuerzo, y comprometerse con los logros de otros.

Implica correrse del temor para operar desde la confianza y el protagonismo.

Es abrir posibilidades, sumar contenidos a las discusiones, trabajar desde la generosidad y la apertura, y volcar la  experiencia, el conocimiento, la percepción personal en beneficio de todos.

Sumarse a ateneos profesionales,  reuniones de trabajo,  asociaciones temáticas. Dar clases, participar en debates, presentar conferencias y talleres. No sólo son posibilidades de crecimiento profesional, sino también espacios de intercambio, aprendizaje y creatividad.

Regalar una idea es otorgarle alas.

Y si las ideas vuelan, las cosas se hacen mejor.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios