estarpreparado

Estar preparado ahorra tiempo, facilita haceres, abre posibilidades y, sobre todo, quita estrés.

Implica estar motivado, reconocer y mostrar el interés en algo, salir del no sé,  hacer y vivir como protagonista.

Claro que no se puede estar preparado para todo y que construir flexibilidad, fortaleza emocional y capacidad de cambio es habilitarse para vivir mejor.

Sin embargo, es fácil caer en el “que me vengan a buscar”, en el “yo soy así y si les gusta” , que dejan a la espera  y hacen perder oportunidades además de construir una actitud resistente y no favorecedora.

A veces, al convencerse que ” me preparo en 5 minutos”, ” todo lo que puedo necesitar se aprende” o ” yo me presento igual, por ahi zafo”, se desarrollan procesos mediocres, no se aprovechan oportunidades, se evita crecer y se experimente urgencia tras urgencia

Aunque estar preparado lleva esfuerzo y exposición – si no, miren la paradita en puntas de la bailarina que espera el colectivo- , implica alargar la mano para abrir posibilidades, transitar espacios de aprendizaje, moverse al ritmo que se elige, facilitar procesos.

Y disfrutar el camino.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios