unaspocaspalabras

Unas cuantas palabras bien escogidas, y dichas en el momento oportuno, como dice John Grinder, hacen una conversación.

Las conversaciones son  la herramienta por excelencia al intentar llegar a acuerdos, construir relaciones, articular acciones, mostrar la propia mirada.

Bien construidas y desarrolladas, habilitan comunicar a los demás lo que se piensa, siente, necesita o propone, e instalan contextos en los que el otro puede aparecer como es, en los que construir significados compartidos y tejer la urdimbre del entendimiento.

Por tanto, si se quieren hacer efectivas, oportunas, plenas de contenido, comprensibles, hay que diseñarlas.

No dejarlas al azar, salvo aquellas conversaciones casuales que no se planifican,  darles base de contacto con el propio pensamiento, y construirlas a partir de los actos del habla, incluyendo afirmaciones y declaraciones, pedidos, promesas, ofertas.

Hacer de ellas un mapa, que aunque incompleto porque se necesita al otro para darle forma definitiva, guie el intercambio, la interacción y el trabajo común en un encuentro genuino.

Y disfrutar el conversar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios