quiennoencaja

Esta frase de Herman Hesse propone una mirada interesante a  los dos caminos que normalmente se ven como complementarios : el de ubicarse en el mundo y el de reconocerse a sí mismo.

Se considera un correlato lógico del propio reconocimiento  el relacionarse adecuadamente con el entorno.

Sin embargo, no encajar, sentirse ajeno, vivenciar cierta desubicación, es, para el Premio Nobel de Literatura de 1946, una señal de autoreconocimiento, de fidelidad a uno mismo, de validación del propio estar siendo.

Sentirse incómodo, fuera de lugar, como “sapo de otro pozo”, entonces, no es necesariamente una cuestión de no entrar en el molde que otros proponen, sino de no estar dispuesto a modificar la esencia personal, a cambiar las propias decisiones, a elegir diferente.

Y ese es el fiel de la balanza, el que marca la posibilidad de ser flexible y acomodarse, el seguir siendo uno mismo.

Estar siendo uno, el que uno puede y elige ser,  en el mundo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios