hamlet

William Shakespeare, pone en palabras de Polonio a Laertes , en su obra Hamlet, algunas de las claves de una comunicación congruente.

Escuchar a todos y hablar lo suficiente. Esto es intentar entender antes que acordar, reconocer al otro como un interlocutor a quien vale la pena escuchar, saber de qué tema se habla antes de emitir opinión y decir cuando se está seguro de lo que realmente se quiere decir.

También escuchar y reconocer los juicios, las opiniones de otros, ver  qué de lo que dicen les corresponde y qué parte se refiere a hechos, o puede validarse. Comprender que las interpretaciones son eso, miradas de cada observador, y que como tal hay que recibirlas.

Y guardar los juicios personales para utilizarlos cuando resulte adecuado. No como arietes en contra de los otros, y tampoco para colorear situaciones que se muestran solas . 

Abrirse a escuchar ayudará a conseguir la información necesaria, a poder capitalizarla y a fundar las propias opiniones, que aparecerán como recursos, a la distancia óptima y en su justa medida.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios