10y90

Irving Berlin divide, con esta frase, el impacto que tiene  lo que se hace, frente a lo que se piensa, se vive, se interpreta.

Y pone la mayor influencia en cómo se toman las cosas que se hacen, que en las cosas mismas. 

Cada uno de nosotros construimos una historia sobre las decisiones que tomamos, las acciones que realizamos, las cosas que vivimos. Y de acuerdo con esa historia es que respondemos a lo que nos sucede y nos movemos por la vida.

Pintar de gris , de azul, de rosa o de amarillo lo que se vive  depende de los juicios que se hacen, las palabras que se usan para describir, la mirada que se opta por tener.

Analizar cómo se cuenta lo que  pasa, cómo  se explica lo que se elige, de qué manera de siente lo que se vive, será trabajar en el autodescubrimiento, y también abrir puertas a cambiar el observador que cada uno es.

Poner por escrito los juicios que se tienen, distinguirlos de los juicios, descubrir qué contenidos tienen que ver con la mirada que se tiene, indagar en lo que se cree para ver si se quiere creer eso, habilitará elegir la propia participación en ese 90 por ciento que depende de cómo se toma.

Implicará hacerse cargo del propio protagonismo.

Y elegir como vivir la propia vida.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios