dondeestemosestaelaprendizaje

Considerar al aprendizaje como presente allá donde se fuera, como propone William Shakespeare,  es una manera de hacerlo omnipresente y dependiente de las actitudes, de las elecciones, de las decisiones.

Tendrá que ver, entonces, con la disposición a ser aprendiz, con la capacidad de asombro y descubrimiento, con el estar  alerta a percibir.

También con dejar de lado las certezas y creencias el tiempo suficiente para considerar posibilidades, no intentar saber antes de comprender y validar a las situaciones y a las personas como maestros.

Llevar la capacidad y la voluntad de aprender como manera de contactarse con el mundo, será vivenciarlo como un mar de posibilidades, estar dispuesto a  crecer con cada experiencia y habilitarse a cambiar.

E implicará disfrutar el no saber, hamacarse en las dudas con facilidad, tolerar adecuadamente la incertidumbre y reconocerse en el proceso.

LLamarse a aprender en cada situación es validarse desde el estar siendo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios