notodaslasverdadessonparatodoslosoidos

Esta declaración de Umberto Eco, compartida por Velos de Faltas en Pinterest, habla de la confidencialidad, de la habilitación a escuchar determinada información, del elegir el momento de decir, claves a la hora de comunicar congruentemente e interactuar en ámbitos personales y laborales.

Aunque todos tenemos derecho a conocer la verdad, no siempre es necesario, ni el momento ni adecuada la verdad a conocer.

Hay información que tiene que quedar guardada por el ejercicio profesional y consciente de la confidencialidad y el desarrollo del derecho a conservar información personal, íntima, privada.

Respetar esto, solicitar su ejercicio, y actuar coherentemente cuando se es depositario de este tipo de datos es ineludible en intercambios de servicios, acompañamientos de salud y desenvolvimiento de negocios.

Existen secretos laborales, niveles para tener acceso a la información, roles de contacto mas cercano o más lejano con las fuentes. 

Saber ubicarse, no trasgredir los límites, aceptar que hay información que no se sabrá, será manejar adecuadamente situaciones de comunicación , interacción y trabajo compartido.

La oportunidad de decir no es la misma para cada tema ni para cada interlocutor. Darse cuenta de cuándo decir y cuándo callar es una herramienta fundamental para las relaciones interpersonales.

Dar valor a la verdad que se conoce, sin olvidar considerar a quien va a recibirla y si es el momento para hacerlo habilitará a intercambios enriquecedores, respetuosos y útiles.

La verdad cobra su importancia como información, si se sabe qué decir, a quién y cuándo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios