buscarelequilibrio

El logro del equilibrio es condición para llevar adelante una vida plena, sana y satisfactoria.

Y aunque Mariana Finochietto pinta poéticamente un don del equilibrio que se puede tener o no tener, no hay un equilibrio externo al que acceder. El equilibrio es una construcción personal.

Lograr el equilibrio tiene que ver con la articulación de  necesidades, espacios, ritmos, tiempos, jerarquías, grados de dedicación, distancias, niveles de disponibilidad, apertura a posibilidades, permisos, delegaciones, tiempos límites, flexibilizaciones, combinaciones distintas, planificaciones, elecciones, acuerdos…

El primer paso, compartido por este proceso de logro del equilibrio con muchos otros procesos de cambio… es el reconocimiento.

Darse cuenta del desbalance entre diferentes aspectos de la vida es el primer paso para empezar a trabajar en la construcción de identidad, coherencia, congruencia y hacer equilibrado.

Y para ello es importante, siguiendo la invitación que la autora de “Cuadernos de la Breve Ceguera” hace con su poema, encontrarse en los espejos.

Y preguntarse: 

¿A qué cosas querría dedicarle menos tiempo y a cuáles mas? ¿A quienes le estoy debiendo cosas? ¿Qué cosas he postergado? ¿Qué relaciones he postergado? ¿Qué cosas pienso que haré cuando … me retire, los chicos crezcan, tenga dinero…o en un futuro sin fecha? ¿Por qué cosas corro? ¿Qué sueños viejos aun sobreviven? ¿Qué cosas no puedo dejar de hacer? ¿Qué siento que me debo? ¿Qué me asusta? ¿Qué me quita la tranquilidad? ¿Qué obligaciones dominan mi vida?¿De qué hablo muy seguido con amigos? ¿De qué no hablo con nadie?

Y a partir de las respuestas, construir una nueva forma de estar siendo.

Más equilibrada. Más disfrutable.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios