believe in energy

Tao Porchon Lynn muestra con sus movimientos y alegría de vivir lo que manifiesta en esta frase.

No se trata de no reconocer el hecho que constituyen los años, sino interpretarlo desde lo que se hace, se siente, se proyecta, se realiza.

Enfocarse en lo que entusiasma, motiva, hace brillar los ojos y calienta el corazón.

Y esto nos enseña a diferenciar los hechos de las interpretaciones, opiniones, pareceres, miradas, creencias personales y ajenas.

La edad, el lugar en el que se vive, lo que se hizo en el pasado, son hechos. No cambian, son así. Aceptarlos es una cuestión de actitud y sabiduría.

Interpretarlos desde las posibilidades, las oportunidades, las habilitaciones, es encontrar caminos para vivirlos mejor y disfrutarlos mas.

También soltar los juicios, las quejas, las explicaciones tranquilizadoras sobre lo que no se puede y concentrarse en hacer lo que si se puede.

Mirarlos como trampolines desde los que hacer, saltar, volar. 

Creer en que se puede disfrutarlos y disfrutar en consecuencia.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios