sentirlalluviaomojarse

Sentir la lluvia o simplemente mojarse, como señala en esta frase Bob Marley,  parece la manera de diferenciar el hacer automático del hacer con consciencia.

En muchas ocasiones, se vive y se realiza en transparencia, sin reconocer lo que se está sintiendo, experimentando, pensando o aún buscando.

Esa falta de conexión con lo que subyace, sostiene, motiva  el propio hacer no sólamente puede ir en contra del estar alerta, del darse cuenta, sino que también obtura el disfrute, el aprendizaje, el crecimiento.

Trabajar para traer a la percepción lo que se necesita, se puede, se elige, lo que se piensa, lo que se siente será dar color al propio estar siendo, fundamentar lo que se hace y poder comunicar claramente  las emociones y pensamientos.

También será disfrutar la lluvia desde el exterior, en la agradable sensación física de estar mojándose y desde el interior, en la experiencia personal de estar bajo la lluvia.

Será un disfrute desde la coherencia, desde la conciencia, desde la elección de disfrutar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios