erroresporcometer

Esta pregunta que hace Bertrand Russell  y que compartiera en Pinterest  y Twitter @noche de letras ( Revista Literaria La Noche de las Letras) nos plantea inteligentemente la posibilidad de discernir, elegir y actuar de manera diferente para no equivocarnos.

Y al iniciar la interrogación con “¿para qué?” nos aleja de las explicaciones, excusas e interpretaciones tranquilizadoras que disparan los “¿por qué?”, para hacernos pensar en los posibles beneficios que encontramos al repetir errores.

Hacer mal lo mismo una y otra vez, cual mosca contra el vidrio de la ventana, puede tener que ver con no querer moverse de la zona de comodidad, con creer que las acciones erróneas se deben a otros, con no asumir el protagonismo de cambiar, con la terquedad de insistir sin probar otra cosa o con el no reconocimiento de que se está equivocando el proceder.

Concientizarse sobre el error, verlo como posibilidad de aprendizaje, pedir ayuda para solucionarlo.Darse cuenta , hacerse cargo, decidir dar respuestas y no reaccionar, son pasos claves a la hora de modificar conductas.

También, y esa es la otra invitación de Russell, considerar como habitual el equivocarse, habilitarse a cometer nuevos errores,  incluirlos como parte natural de todo proceso, reconocer que hay cosas que no se saben.

Y abrirse a crecer  y disfrutar el descubrimiento , con cada tropiezo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios