todoelmundotienetalentojpg

George Lucas señala así la inmensa posibilidad que se tiene de desarrollar el propio talento,  haciendo.

Es que autoobservándose, indagando no sólo en lo que a uno le gusta hacer sino en lo que ha hecho, pueden descubrirse aptitudes, habilidades, y talentos.

Dando espacio a las elecciones personales, aparecerán “facilidades”, “modos creativos”, “capacidades”  propias y lo que es más importante, reutilizables.

Porque los talentos dejan de ser parte del potencial y se vuelcan al desempeño, cuando se los considera herramientas, puede convocárselos para que aparezcan en el momento oportuno y usarlos  con naturalidad.

Originales o comunes, generadores de reconocimiento o sólo para la intimidad, productivos o demostrativos, los talentos brotan en la medida en que se los convoca, valida y utiliza.

Es un tesoro escondido que brilla cuando  se lo descubre. Y crece al transformarse en la posibilidad cierta de hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios