espinasyflores

Pedro Antonio Alarcón define  en esta frase el dramatismo que desde la inocencia de cactus y otras plantas se extiende a la vida: la convivencia, vibrante y bella ,  de flores y espinas .

En cada proyecto, andar conjunto, construcción de relaciones y búsqueda de acuerdos, se presentarán claroscuros, étapas complejas y simples, tránsitos fáciles o dificultosos.

Incorporar las espinas y las flores en la planificación, no desde la certeza de que estarán y serán de tal y cual manera, sino desde la posibilidad de que aparezcan, será incorporar el concepto de desarrollo armónico e integral.

Implicará reconocer la articulación de logros y fracasos inherentes a todo proceso de crecimiento , naturalizar las subidas y bajadas lógicas, preparar las estrategias para vivir adecuadamente ese devenir.

Y soltar exigencias sobredimensionadas, perfeccionismos rígidos,  moldes inflexibles, para dar lugar al fluir, al desarrollar, al construir.

Porque esa mezcla de espinas y flores hace a cada situación lo que es.

Habilitarse a verlas y aceptarlas no sólo da una perspectiva más real, sino disfrutable.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios