laformaenquehablamos

Esta frase de Peggy O’Mara, fundadora de www.mothering.com,  señala claramente un proceso que es fundante en los niños y que, además, continúa durante toda la vida.

Tanto la forma de hablarles, como los juicios, opiniones, significados que se comparten con los niños, van moldeando no sólamente sus ideas sino también el concepto que tienen de si mismos, de los otros, del mundo.

Incorporar esos contenidos, en relaciones vitales como son las familiares y escolares, es tan natural  y tan necesario como respirar. 

Eso deja a quienes los tienen como interlocutores, la enorme responsabilidad de acompañarlos adecuadamente, de no etiquetarlos ni definirlos desde la mirada asimétrica, de no obligarlos a traducir mensajes incongruentes y de sostener relaciones validantes , que den encuadre favorecedor a su crecimiento y desarrollo como personas.

El proceso de incorporar lo que los demás dicen a la voz interior, continúa . Aquello que los otros dicen llega a sumar o a restar. Los juicios de los otros pesan y, de acuerdo con el tratamiento e importancia que se les den, pueden afectar la manera de conectarse con uno mismo, las circunstancias  y  los demás. 

Claro que los adultos tienen otras posibilidades de manejar  el impacto de los juicios ajenos.

Considerar que lo que los demás dicen habla fundamentalmente de ellos, aunque traiga información que puede servir, no involucrarse en relaciones hostiles, en ámbitos laborales invalidantes, en procesos manipulativos y confusos, dar a las opiniones y pareceres de los demás el lugar óptimo. 

Desarrollar el pensamiento crítico, fortalecer la autoestima, ser fiel a uno mismo y pararse en las propias búsquedas, elecciones y decisiones. Comunicar claramente los límites y señalar a los demás lo que se espera de ellos.

Y siendo conscientes de lo que nos afecta, operar también desde la empatía, preguntar antes de definir, no etiquetar  a los demas, y decir desde la baldosa del mí.

Acompañar desde el mejor papel y ayudar  que los otros también acompañen desde su mejor hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios