descubrirloquesemerece

Interesante esta propuesta de Renata Carneiro, de, en las oportunidades en que sea adecuado, dejar a un lado  lo que se desea, que es fundamental como motor para hacer, para abrirse a recibir lo que se merece, o sea el reconocimiento, la capitalización de logros, la evaluación de lo hecho.

Soltar lo que aun está en sueños, en pensamientos, en sentimientos de anhelo, para pararse en lo construído ,  validar lo que devuelve, disfrutar lo que genera.

Eso habilitará volver a saltar, abrir nuevos deseos, diseñar nuevos haceres. También evaluar, reconocer aprendizajes,  facilitar aprehensiones, fortalecer decisiones y reciclar oportunidades.

Aprender a recibir lo que se merece, ya sean aplausos, como señalamientos, halagos como críticas, resultados o dilaciones, es articular lo hecho con sus resultados, relacionar haceres con logros, formas de caminar con los avances, y satisfacción con cierres.

Transformarlo en abono para crecer, en perlas para atesorar, en pinturas para colorear el futuro, será darle su lugar apropiado, como parte del proceso de hacer.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios