elgloriosolioqueeres

Considerarse un glorioso lío y abrazarlo como propone Elizabeth Gilbert, es naturalizar y aceptar lo que se está siendo, con su más y menos, aciertos y errores, apuros y descansos, compromisos y responsabilidades y comodidades y escapadas… 

El aceptarse es el primer paso para capitalizar los recursos, reconocer los espacios de aprendizaje y  facilitar el crecimiento y el desarrollo.

Sin embargo cuando se enmascara lo que uno está siendo para agradar o complacer, se pierde la fidelidad a uno mismo al venderse como se  cree que los demás quieren, se abandonan los propios valores para seguir modas, mandatos sociales, aprietes de otros, hay un abandono de uno mismo.

Tratar de ser el que se está siendo, soltar lo que de lo que dicen los demás “hace ruido” , y comprometerse con armar el mejor rompecabezas que se pueda armar con las piezas de uno mismo que se reconozcan, es caminar hacia la propia coherencia.

El glorioso lío es material para la creatividad y el disfrute, sirve para coconstruir y coleborar con los demás, asegura un cúmulo de emociones que dan color a la propia vida, nos hace ser quienes estamos siendo.. 

De nosotros depende abrazarlo, mostrarlo como es  y hacerlo crecer, o dedicarnos a criticarlo, querer transformarlo o abandonarlo a su suerte.

Es una opción vital.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios