aburrirseparaquenazcalacreatividad

Esta invitación a dejar que los chicos se aburran lo suficiente  como  forma de que su creatividad aparezca, que plantea Melanie Jean Juneau, es aplicable a todos.

Aburrirse, no saber qué hacer, tener dudas o estar sumido en la incertidumbre son situaciones que a toda costa se quieren evitar.

Se escapa de ellas buscando entretenimientos, pidiendo a otros que digan qué hacer, en un esfuerzo de control.

También se trata de evitar que otros lo pasen, proponiendo tener la solución a sus problemas, empujándolos a hacer lo que parece mejor, abrumándolos con tareas o haciéndoles creer que no les pasa lo que les pasa.

Es en esa etapa nebulosa cuando surgen las preguntas, se piensa fuera de la zona de confort, se intenta loq ue antes no.

Tiene que ver con capitalizar las dudas, sostener el no saber para que se abra en aprendizajes, no querer tenerlo todo claro todo el tiempo.

No desesperar ante lo que parece vacío o tan lleno que ya no tiene espacio y dar tiempo a que aparezcan puertitas que antes no se percibían, posibilidades que no se consideraban, nuevos haceres que no se veian posibles.

Preguntar y preguntar antes de apurarse responder, para que las preguntas abran nuevas preguntas y sostengan procesos nuevos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios