essuficiente

La Revista Literaria Noche de Letras, @nochedeletras,  trae en esta frase esos momentos de decisión en que el ¡basta! resulta claro porque se unen las razones con los sentimientos.

Aunque unos y otros forman parte de la coherencia, son muchas las veces que se contraponen y se siente diferente a lo que se piensa. Esto no sólo crea incertidumbre sino que hace que los mensajes no sean congruentes, las decisiones no se sostengan y la claridad de aleje.

Cuando coinciden, abren posibilidades a los cierres, a los cortes, a iniciar proyectos desde el hacer, a cambiar hábitos. Son herramientas útiles para dar paso a la  toma de decisiones, elecciones firmes, acciones consistentes.

Favorecer esa articulación requiere autoobservación y trabajo sobre uno mismo. Claridad y honestidad en la percepción de lo que se siente y análisis comprometido de lo que se piensa. Operar para reconocer los propios valores, los modelos mentales, los anclajes emocionales y la forma de hacer a partir de ellos.

Para que los ¡suficiente! sean catalizadores  claros  de cambio y se sostengan en su papel de abridores de posibilidades, tienen que estar forjados en la propia coherencia y ser herramientas de comunicación congruente.

Que basta sea basta, y suficiente sea suficiente. Para uno y para los demás.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios