buscarelsentido

Esta mirada que propone Marcelo Percia, abre una invitación a buscar el sentido, a esperar que aparezca protagonizando una comunicación comprometida.

Dar la libertad al sentido para que aparezca cual pepita de oro en medio de las conversaciones, los discursos, las explicaciones, implica, en primer lugar, no abalanzarse a poner etiquetas, a definir pareceres, a obturar con títulos o conclusiones.

Tampoco es interrumpir para dar la propia opinión, apurar al otro para que termine pronto, dejar de oir desactivando la atención “porque total siempre dice algo parecido”.

En lugar de eso ,   es ineludible tener la paciencia y la disponibilidad de escuchar para entender, preguntar para ampliar la comprensión, dar y darse tiempo de instalar la confianza, sostener la conversación.

Así, generando contextos facilitadores, validando al interlocutor, dejando a un lado los prejuicios y creencias personales, se habilitará un intercambio real, catalizador de la aparición de sentido. 

Después, cuando el sentido haya salido a la luz, y brille en su lecho de comprensión, será posible trabajarlo, expandirlo,  compartirlo, hacerlo ser parte de una tercera posibilidad.

Celebrarlo, disfrutarlo, darle sentido, como gozosa expresión del encuentro.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios