muchascosasnorequierencomentario

Comentar algo ante todo lo que pasa es un impulso para muchas personas.

Y asi como Rachel Wolchin relaciona la madurez con el darse cuenta de que no hace falta emitir juicios u opiniones ante todo lo que pasa, no comentar tiene que ver con la ubicación y también con la seguridad y la fidelidad a uno mismo.

Permanecer en silencio cuando no se tiene que decir es validar las propias elecciones, sostener el no hablar naturalmente y ampliar las posibilidades expresivas.

Se puede acompañar, consolar, escuchar, sin hacer comentarios.  

Estar para los demás sin necesidad de decir lo que hay que hacer, comentar cómo se haría diferente, expresar agoreramente lo que puede pasar si no , o explicar lo que no hace falta, es reconocer que no siempre hay algo para decir, validar las oportunidades de quedarse callado y aprovechar las posibilidades que son los demás para uno.

Guardar equilibrio entre lo que se dice y lo que se calla,  no desde el temor o la inseguridad sino desde dar espacio a los propios pensamientos, acompañar desde una escucha respetuosa y hablar cuando valga la pena es crecer en competencias comunicacionales.

Encontrar otros modos de expresar lo que se siente será dar a las palabras el escenario que les corresponde para brillar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios