damasmiedojustoantesdeempezar

Stephen King , que ha hecho estremecerse de miedo a generaciones enteras con sus libros, habla en esta frase de un universal.

El temor que ataca en el momento antes de salir a escena, de presentar un proyecto, de hacer una propuesta, de cortar las cintas de inauguración, de empezar a vivir en una casa nueva…

Esta situación de “casi ya” instala en la última frontera, y se da ahi una recidiva de incertidumbre,  de dudas, de planteos “y si”.

Preguntas sobre los cambios que se generarán, comentarios agoreros sobre el futuro, la aparición mental de todos los escenarios temidos se suman al impulso de querer huir.

Es que a veces se tiene más miedo a tener éxito que a fracasar.

Cuesta más conectarse con las exigencias y el compromiso que pedirá sostener lo que se logre, que con la seguridad que se tenia sin hacer.

Seduce más la tolerancia de lo conocido que el desafío de aquello por construir.

Es este momento de temor en el que el protagonismo aparece, se toman decisiones de largo aliento, se cruzan fronteras hacia el crecimiento.

Reconocerlo, incluirlo en el proyecto, esperarlo como etapa, habilitará vivirlo naturalmente, utilizarlo como último momento de evaluación, capitalizarlo como trampolín.

Y darle el lugar exacto a las “mariposas en el estómago”.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios