tienestuqueadaptarte

Esta invitación al cambio propio que trae la frase de “La ladrona de libros” implica dejar de pensar que son los otros o la situación lo que debe modificarse y buscar el protagonismo, el hacerse cargo, el actuar.

Ahi radica la posibilidad de gestionar el 50% que corresponde a cada uno en las interacciones, encontrar lo que si se puede  hacer y evitar caer en la inmovilidad o el desaliento.

Todos los cambios, aun los buscados, traen incertidumbre, confusión y replanteos. Fallar en ese momento en aceptar la parte que a uno le toca, optar por quedar a merced y tirar la responsabilidad a los demás, a las circunstancias, al destino o los hados,   es perder la oportunidad de elegir, decidir y hacer.

Aunque cueste, se considere de poco, o se crea que no se tienen recursos, buscar el propio camino en la niebla, remar aunque parezca contra la corriente será abrir posibilidades, fortalecer la autoestima y validar lo que si se puede.

Adaptarse es ser flexible ante los cambios, estar alerta a las oportunidades , decidir y  hacer.

Herramientas para todo uso, entrenables y desarrollables en cualquier oportunidad. Facilitadoras del logro y generadoras de bienestar.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios