perdonarespoderiralpasado

Hermosa y posibilitante  manera de definir el perdón la de Annia @ciruelle. 

Cuando se puede recordar sin resentir, recordar sin perder el estado de placidez actual, es que las visitas al pasado han sido habilitadas por el perdón.

 @ciruelle habla de volver ileso  porque perdonar no implica olvidar, sino soltar la deuda que se cree tiene lo que pasó con uno mismo.

Tampoco significa dejar de  darle importancia a lo que sucedió, o darle la razón a alguien que nos lastimó.  Requiere dejar de lado aquellos pensamientos negativos que  aparecen acerca de alguien o algo que  causó dolor.

Es liberar y, fundamentalmente, liberarse. El perdón es una declaración consciente que libera  de la necesidad de venganza o de la percepción de uno mismo como  víctima.La práctica del perdón reduce el estrés, la ira, los sentimientos depresivos y lleva a sentir esperanza, paz, compasión y a elevar la autoestima.

Es darse posibilidades de continuar la vida. Y muchas veces ese continuar requiere un perdón a uno mismo. Trabajar para lograr el perdón es asumir el protagonismo para recuperar la libertad.

El perdón es una habilidad entrenable que todos podemos aprender y que nos conviene a todos. 

¡Hasta pronto!

Andrea

Anuncios