cortazarcongato

Es que estamos  donde estemos para estar siendo, por eso Julio Cortázar  advierte que no hay otra opción que poder ser.

Y ese estar siendo, implicado en la existencia, necesita del protagonismo para ser la expresión cabal de lo que se siente, se piensa, se hace, se busca.

Requiere de la consciencia de sí, de la validación de los valores personales, de referirse siempre a lo que se elige.

Gestionar la propia vida en el presente, recordar sin resentir y con la distancia óptima, considerar al futuro como el resultado de las construcciones actuales.

Decidir cómo se quiere estar siendo, y hacer, accionar, trabajar para que esa elección se vea honrada.

Claro que eso implica esforzarse en aprender, autopreguntarse para conocerse, estar abierto a la información que dan los demás.Evitar instalarse en ámbitos donde no se sea uno mismo, no permitir que las acciones o dichos de los otros modifiquen el propio sentir , ser auténtico en cualquier compañía

También abrir espacios de encuentro en los que encontrarse cómodo, diseñar conversaciones enriquecedoras y habilitantes, validar las propias decisiones, ser flexible y estar abierto a lo nuevo.

¿Parece costoso? Y sin embargo es la posibilidad de estar siendo, la maravillosa posibilidad que da estar vivo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios