distanciaoptima

Haruki Murakami habla, en este fragmento de su novela “After dark”, de las diferentes percepciones sobre la distancia, lo que lleva a la necesidad de buscar la distancia óptima.

El diferente observador que tenemos como seres individuales, hace que percibamos la distancia de manera diferente.

No es igual el camino a recorrer si son vacaciones, que si se está apurado por llegar para cerrar un negocio, y tampoco es lo mismo cuando se tienen dieciocho u ochenta años, ni si uno está alejándose de la casa que acercándose a ella.

Varía también la distancia que se busca mantener en conversaciones amistosas, aquella que resulta cómoda para plantear un problema, la que se considera profesional para tratar a un paciente, o la que nos hace sentir pertenecientes a un grupo.

La búsqueda del bienestar y del profesionalismo también se incluyen en la búsqueda de la distancia óptima.

Para poder ayudar sin perturbar, acompañar sin empujar, compartir sin sentirse absorbido, querer sin codepender, sostener sin inmovilizar , se necesita mantenerser a la distancia adecuada.

Esta dependerá de la propia conciencia, y también de la empatía , el respeto y el reconocimiento del otro.

Trabajar para utilizar la distancia óptima como herramienta es enriquecer el rol a desempeñar, abrir posibilidades al encuentro con los demás y ayudar al bienestar propio y del prójimo.

¡Hasta la próxima!

Andrea

Anuncios