mariecurie2

Marie Curie, pionera en una variedad de variedad de campos científicos , académicos y sociales, debe haber sentido muchas veces la curiosidad de las personas sobre sí.

Es por eso que esta declaración tan suya,  instala una excelente posibilidad para la interacción, el encuentro, el trabajo con los demás, el desarrollo de proyectos compartidos.

Cuando se puede dejar de mirar lo personal, soltar la vida de los otros, dejarlos ser quienes son , y centrarse en la tarea a compartir, en el pensamiento que expresan , en las ideas que comparten, es posible entrar en un terreno más neutro, continente de mayores oportunidades, facilitador de crecimientos.

Los chismes, los juicios sobre la vida de los demás, las críticas sobre las decisiones ajenas, nublan la percepción de sus valores, de lo que hacen bien, y aunque no tengan poder sobre el actuar de los demás, se requiere un trabajo intenso y una dosis de autoestima alta para poder dejarlos pasar con facilidad.

Si se habilita a los demas para ser ellos mismos, se dejan las vidas privadas en el ámbito que les corresponde, se entiende que hay espacios de construcción conjunta enriquecedores y posibilitantes en el área de lo público, de lo auténticamente compartible.

Enfocar la propia curiosidad en el pensar, el hacer, el construir, buscar hechos como base para las opiniones y soltar las palabras vanas que pueden herir, será facilitar encuentros auténticos y mutuos.

¡Hasta la próxima!

Andrea

 

Anuncios